Suave como la seda más fina se desliza mi seducción ante ti, lentamente…
Suavemente, cariño… Suavemente obsérvame fluir…

Yo soy tu imaginación cobrando vida, todo aquello que posiblemente desees.
Cada deseo oscuro que puedas traer a la luz: misteriosa, sensual, traviesa o sumisa… Tranquila o inquieta. Terciopelo o seda. Dulce o salada…

 

Yo soy tu tentación encarnada, aquella mujer que tu mente puede concebir; en eso me convierto, para el disfrute de tu placer.

Cada escenario lleno de pasión que alguna vez has deseado… Eso sería yo para ti.
Dentro de este ámbito no hay nada que no se puede tener, nada está prohibido y todo es tuyo sobre demanda…

Un beso de esta suaves labios de pétalo hace que mis caderas se aprieten contra ti, sosteniéndome en un feroz agarre.

 

¿Qué chica te gustaría que fuera? ¿Cuál quieres que sea ésta noche?

Seré todo lo que necesites, ante tus ojos.

 

Haré magia, si tu quieres; puedo crear y convertirme en lo que necesites de mí, lo que desees desde tus más lujuriosos pensamientos…

Puedo hacerte sentir tanto, desde el atardecer hasta el amanecer; sólo bastas tú para saciar el hambre y deseo que no puedo resistir.

 

El conocimiento carnal de este paisaje de ensueño me hace incapaz de abandonar ese vicio: el gusto de tu cuerpo…

 

Tu almizcle masculino es ambrosía y yo, tu seductora… Bajo Tu mando…Imagen