Quiero que seas tú mi página en blanco
donde cada renglón en tu cuerpo será escrito con mis besos.
Escribiré lujuria entre tus labios;
y deseo en el amplio ventanal de tus orgasmos.

Quiero ser tinta derramada,
que resbala pigmentando de pasión tu dermis;
Esa piel tuya: morena, agitada, suculenta…
Escribo lentamente mi pecado
y tú, escribe mi indulgencia.

Cada palabra, absuelve y absorbe
el jugo preliminar que me provoca
tu presencia.

Quiero ser tu alumna aventajada
en la lectura primitiva de tu espalda
hasta llegar al ángulo perfecto
de tus nalgas…

…Y probar…

Quiero ser aquella vocal que busca
la constancia de la letra.
Será tú la gramática que al paso
fecunda entre mis piernas.

Hoy quiero ser metáfora,
dispensa literaria,
lengua, latina Y brava
“Nihil difficile amanti”
¡Nada es fácil para el que ama!

Ésta noche, soy la palabra que se viste
de doncella, de ramera y de esclava.
Alfabeto de dioses paganos
donde Eros y Afrodita nos esperan.

¡Están gritando los verbos!
mientras nuestros cuerpos jadean.