Déjame entrar en tus noches.
En tu cuerpo,
Deseo beberte,
Ahogarte en mis fluidos.

Entra en mis noches.
Entra en mis sueños.
Invade mi espacio.
Alójate en mi cuerpo.
Entra en mí ser y hazme tuya
Sé dueño de él,
que sumisa sedo a tus designios.

Haz de mí tu alimento
para saciar tu apetito.
Vuélveme adicta a tus placeres.
Así todas las noches
Invade mis sueños.
  éste cuerpo que ya no es mío.

Te ansío con vehemencia loca
de un sin fin de sensaciones
donde todo mi ser, se estremezca
desde el mismo instante
que entres a poseerme.

Te espero enardecida,
otra noche, más,
para que entres en mis sueños.