Te siento
Cierro los ojos y te siento
deslizando tus mano por la cintura,
tu respiración en mi nuca,
tus labios rozando sobre mis hombros.
Apenas me tocas…
Pero te siento y me transporto…

Me siento estremecerme,
me siento viva, sometida en trance,
siento el fuego en mis sentidos,
quiero derribar todas mis barreras,
me siento despojada de mi centro,
mi alma al desnudo y el deseo… De tenerte…
en las profundidades de mi ser y saciarnos la sed.

Te siento,
producto de mi imaginación salvaje.

Hombre de mis deseos
ven a mí.
Ven ahora a mis brazos,
envuelve tu calor a mi alrededor,
coloca sobre mí todos tus encantos.
El hombre de mi fantasía, me siente,
siente el calor que me quema,
  sin esperar me toca,
me envuelve y me ama.

¡Piérdete en mis besos!

El hombre que me hace falta, se acerca más
se acerca a mí y
sus manos en mi cuerpo serpentean
sabiendo que él es el único.

Una vez más me tocas
al igual que la arena que es besada por el mar
mi alma se rindió,
me disuelves y me fundes en tus manos.
Sensación de oleadas y oleadas de placer.

Me sentí mareada,
  y recé para que esto no fuera un sueño.

Toda mi vida, ¿donde habías estado?
Me miraste y sonreí
  y tuve que recuperar el aliento,
ése momento fue realmente hermoso
demasiado íntimo y maravilloso para olvidarse nunca.
Yo estaba temblando por dentro y por fuera
como me vieron tus ojos, en mi alma,
la pasión brotó de nuestros ojos.

Esto fue más allá de nuestro control…