Con esta soledad
alevosa
tranquila,
con esta soledad
de sagradas goteras,
de lejanos aullidos,
de monstruos de silencio,
de recuerdos al firme
de luna congelada,
de noche para otros,
de ojos bien abiertos.

Con esta soledad,
inservible,
vacía

se puede algunas veces
entender
el amor.