He esperado
  este momento
ya desde hace
tiempo.

 Quería sentir el deseo,
sentir tu
el deseo hacia mí.

Para ser incendiada
por tu pasión
con calidad y cantidad
a través de mi piel.

Para complacernos, sin tocarnos,
con una simple mirada
conectarnos.

Así que por favor

siéntate,
y dejame regalarte mi santuario.

Me presento ante tí,
tiemblo.
sin embargo, tengo toda la intención

de provocarte…

Te quiero
para ser mi primero
  
Te quiero
para verme

  mientras desenvuelvo éste regalo.

Mi regalo para ti soy yo

Despacio
desatas tu regalo: quitas mi ropa.

Mi corazón late fuerte
mientras me descubres, mientras me ves.

La mirada de anhelo en tus ojos…

Mi inocencia desnuda
te ha hipnotizado.

Me acercas a ti y
me sujetas las manos…

…Tomas el control

Colocas tus manos en mis senos.

Yo cierro los ojos,

suspiro,

sonrío.

y sin titubear

te digo:

Mi cuerpo ahora es tuyo,

mi cuerpo ahora

es un santuario

y

la llave son tus besos…

Ya puedes hacer el resto…