¿Estoy despierta? ¿Puede ser esto real? 
Estoy embriagada de deseo 
mientras que tú estás mi lado 
en un lecho húmedo repleto de orgamos no olvidados.

De alguna manera algo te trajo de vuelta  
a una sesión de pasión erótica y un aliento de vida. 
Pensé que se perdierían para siempre 
en una eterna oscuridad dejada por los amantes del pasado.

Mis cuerpo vibra tras darme cuenta que eres cierto,
 la humedad de mis labios pide más,  quieren ser calmados
mis manos quieren tocar tu piel excitada,
el deseo que me provocas quiere escaparse de mi pecho.

¿Puede ser esto cierto? ¿Eres el hombre que cumplirá mis deseos?