Podría dibujar de memoria cada uno de tus gestos,

podría describir a ojos cerrados cada una de tus reacciones,

porque he sentido tus manos traviesas colándose por debajo de la ropa inventando caricias locas,

porque he sentido tus labios rondar por mi boca escribiendo en ellos versos eternos,

porque he escuchado tus palabras construyendo historias,

porque me has rodeado con tus brazos sin querer soltarme y he visto como tus ojos se cierran disfrutando sensaciones.

He visto como tu boca se entre abre conteniendo el aliento,

he visto tus manos soltarse cayendo sin fuerza,

he visto tus piernas estirarse mientras tus caderas se arquean,

he visto la expresión de tu cara disfrutando del momento y de nuevo siento tus brazos rodeando mi cuerpo,

tu aliento tibio en mi cuello y en suspiro decirme: “Te Quiero