El único afrodisíaco que necesito es tu voz
escuchándote decir mi nombre.
Me hacías señas para responderte,
porque me dices que me quieres…
Por eso te digo que tú eres la respuesta a cada pregunta
que he tenido sobre el amor…

Sin palabras, yo uso mi lengua para contar la historia de nosotros,
trazando un paisaje de sombras en la pared.
De rodillas ante ti, veo una fiesta en los ojos de tu masculinidad y
veo toda tu divinidad y te alabo,
porque todo eso eres para mí.

Yo empiezo a disfrutar de tus delicias
El sabor a chocolate amargo de tu sexo, que se derrite
escurriendo por mi barbilla…
Tu sabor es algo que ni Godiva no podría crear.

Necesidad de cada átomo de tu anatomía…
La necesidad se coloca sobre mí saber que eres la fuente de mis deseos.
Entrando y saliendo de mí, acariciando más que mi cuerpo.
Inconscientemente me encuentro rebobinado nuestras escenas de amor
en mis sueños
Al ver que la cara que haces cuando estás encaminandome al orgasmo
y eso me hace que te desee ya mismo.

Pensando en ti en lugares inapropiados recibo
sensaciones de placer en mi sexo donde me gustaría tenerte atrapado.

Mi humedad se desarrolla y escurre, mis piernas comienzan a abrirse y mi sexo se convierte en un fuego incandescente, y todo lo que quiero hacer es apagarlo.
Conoces de mi cuerpo como la palma de tus manos…
Y me tocas y me besas y me muerdes y me envías al éxtasis.

Mis muslos tiemblan a la espera de una penetración profunda, que me lleve al límite.
El placer en mi cuerpo vá en aumento…
Transpirando. Jadeante.
Jalas mi cabello y
rasguñas mi espalda.
Todo lo que puedo decir son palabras de cuatro letras en un rango de cuatro octavas, gritando tu nombre…

“Fuck… Fuck me harder… Go deeper… That’s right baby… Harder… Spread mi legs, stroke mi cheeks… Talk to me… Talk dirty to me…

Your fucking makes me bilingual…”

Puedo ver tu lengua rosada entre tus labios y la quiero entre los míos
Y lucho
a medida que me lamen tortuosamente…
Trato de alejarme, pero…
En realidad, no…

Separas mis muslos y me dices que no quieres hacerme terminar todavía,
y con mucho gusto te colocas entre mis piernas porque me encanta la forma en que te dominan.
Exiges que me venga para ti, así que hago lo que me pides…

Tú me has moldeado así que no soy mujer para nadie más que para tí.
Has conquistado este mundo una vez anorgásmico y lo multiplicaste
Una y otra…
Y otra vez…

Mi rostro irradia con resplandor post-sexo,
mi almohada perfumada de tí,
una fragancia que me persigue.
Mi habitación huele al mejor sexo…
Yo,
cubierta en las impresiones de tu cuerpo y tus huellas dactilares en mí
Tu nombre escrito de forma indeleble en mi cuerpo.

Your fucking makes me bilingual…