Para tener una vida sexual muy variada en la que ambos se den placer mutuamente, dejando la monotonía a un lado.

el movimiento de la Rueda

Tres etapas para esta posición en la cual el hombre debe girar muy lentamente alrededor de su pareja, sirviéndose de la verga como de un eje. El ciclo puede ser repetido varias veces y se presta bien a la sexualidad tántrica.
Primera etapa: La pareja esta acostada en la posición clásica del misionero, el hombre esta entre los muslos de la mujer y la penetra.

Segunda etapa: El hombre desliza sucesivamente su pierna izquierda y después su pierna derecha encima de la pierna derecha de su pareja y entonces gira sobre su verga alrededor de su pareja.

Tercera etapa: El hombre realiza una media vuelta completa y posiciona sus piernas por ambas partes de los hombros de su pareja. El tiempo de una pausa en esta posición para besar los pies de su pareja y no queda más que continuar el ciclo para acabar en posición inicial.
– Posición graciosa y original permitiendo apreciar una gran diversidad de sensaciones.
– Recomendado para le sexo tántrico.
– Estimulación limitada.
– Salida involuntaria asegurada para les principiantes

La Union del Lobo


La pareja de pie, la mujer da la espalda a su pareja. El hombre la atrae contra él y la penetra por detrás. La mujer bascula totalmente hacia adelante y toma apoyo sobre un soporte bajo (cojines, mesa baja).
– Posición muy excitante y estimulante para la pareja.
– Profundidad y amplitud de penetración máximas.
– Difícilmente realizable si la pareja es de estatura diferente.

Posición de la Gran Apertura


A partir de la posición de Andromaca, la mujer bascula la espalda hacia atrás y desliza una pierna bajo la de su pareja. En el transcurso de la maniobra, ella tendrá cuidado en sostener el pene bien apretado en su vagina para evitar cualquier salida involuntaria. Ella podrá entonces ir y venir de forma transversal de izquierda a derecha para experimentar sensaciones nuevas.
– Una posición original que resulta ser cómoda para la pareja.
– La penetración transversal ofrece sensaciones diferentes especialmente estimulando les paredes laterales de la vagina.
– Riesgo de salida involuntaria durante el balanceo.
– Amplitud de movimiento un poco limitada.

la posición de la estrella


La mujer tumbada sobre la espalda abre de forma amplia las piernas, el hombre posiciona una pierna entre las de la mujer y la penetra de costado, tomando apoyo sobre su brazo opuesto. Puede aumentar la estimulación frotando su muslo contra el clítoris.
– La penetración por el costado proporciona sensaciones diferentes para la mujer como para el hombre.
– La vulva y el clítoris están bien estimulados por los roces del muslo del hombre.
– La pareja tiene cada uno una mano libre para acariciarse y abrazarse.
– Movimientos de la pelvis limitados.

Posición de la cucharita


La mujer se acuesta sobre el costado las piernas plegadas en posición acurrucada. El hombre se posiciona detrás y esposa los contornos del cuerpo de su pareja para penetrarla. Puede entonces fácilmente acariciar sus senos y su clítoris besándola en la nuca y detrás de las orejas.

– Posición dulce y descansada favoreciendo les caricias y la intimidad de la pareja.
– La mujer puede fácilmente masturbarse o guiar la mano de su pareja para llegar más deprisa el orgasmo.
– Amplitud de los movimientos de la pelvis limitada.

Posición de la Cortesana


El hombre esta arrodillado sobre el suelo y penetra su pareja sentada sobre el borde de la cama o sobre una silla. Ella puede entonces estrechar sus piernas alrededor de la cintura de su pareja.
Variante: la mujer esta tumbada sobre una mesa o un escritorio, mientras el hombre la penetra de pie.
– Posición cómoda y poco cansina para la pareja.
– Buena profundidad de penetración y amplitud de movimientos de la pelvis.
– Práctica en la oficina, especialmente en la versión de pie.
– La factibilidad de la posición depende en gran parte de la altura del soporte sobre el cual se apoya la mujer.

La Unión del Elefante


A partir de la posición en galga, la mujer se desploma despacio para que el hombre la recubra íntegramente. La mujer puede dejar sus piernas abiertas para facilitar la penetración o bien apretar sus muslos uno contra el otro para apretar de manera más firme la verga en la vagina.
Variante: El hombre puede enderezarse sobre sus antebrazos para aliviar un poco su pareja y penetrarla más vigorosamente.
– Muy buena estimulación de las paredes frontales de la vagina y del punto G.
– El hombre puede simultáneamente deslizar su mano bajo el vientre de su pareja para estimular su clítoris.
– Contacto físico máximo entre la pareja.
– Libertad de movimiento casi nula para la mujer que puede sentirse aplastada por su pareja.

Posición de la Abeja

La mujer se sienta sobre el pene de su compañero, que tambien esta sentado con las piernas estiradas hacia delante; de tal forma que la mujer puede ir y venir verticalmente, apoyandose en manos y piernas, el hombre acompaña el movimiento levantándola por el trasero o los muslos.

La Unión del Emú


La pareja de pie, la mujer da la espalda a su pareja. El hombre la atrae contra él y la penetra por detrás. Agachándose hacia adelante, la mujer modifica el ángulo de la penetración y la hace que sea más profunda.

Variante: la mujer puede tomar apoyo sobre una pared o un ventanal, o apoyar su busto sobre una mesa o un escritorio. Ella podrá entonces totalmente abandonarse y el hombre podrá penetrarla más vigorosamente.
– Posición muy excitante permitiendo al hombre realizar sus fantasías de dominación y a la mujer fantasear más fácilmente sobre parejas imaginarias.
– Penetración profunda proporcionando una muy buena estimulación de las paredes frontales de la vagina y del punto G.
– El hombre puede simultáneamente acariciar el clítoris o los senos de su pareja.
– Posición difícil si la pareja es de estatura muy diferente. El hombre deberá entonces flexionar las piernas o agrandarse sobre un soporte para que la posición sea más agradable.

Postura de Andrómaca


Andrómaca (en griego antiguo Ἀνδρομάχη Andromákhê, cuyo significado es “Aquella cuyo varón está combatiendo”)

El hombre está acostado bocarriba, con su compañera encima de él, en cuclillas o arrodillada, el busto completamente levantado. Ella controla perfectamente la profundidad y el ritmo de la penetración y puede dar rienda suelta a sus fantasías de dominación

Posición de Alineación perfecta


La mujer se acuesta sobre el hombre con las piernas abiertas para facilitar la penetración. Una vez el pene este bien asentado, ella aprieta las piernas para que los cuerpos de la pareja se superpongan en un alineación perfecta.
La mujer puede entonces empezar la estimulación frotando su cuerpo lateralmente y horizontalmente contra el de su pareja.
– Posición muy intima ofreciendo un contacto máximo entre la pareja.
– Las paredes vaginales más apretadas favorecen sensaciones más intensas.
– Recomendado para el amor tántrico.
– Profundidad de penetración y amplitudes de movimiento limitadas.

Union del Aguila


Acostados de costado, la pareja se abraza con los brazos y las piernas, la mujer apretando la cadera de su pareja entre sus piernas, el hombre repliega ligeramente sus piernas para facilitar la penetración.
– Posición muy intima ofreciendo un contacto máximo entre la pareja.
– Buena profundidad de penetración si el hombre pliega suficientemente sus muslos entre los de su pareja.
– Amplitud de movimiento limitado.

La union de los Amantes


La pareja de pie cara a cara, el hombre frota su pene sobre la vulva de su pareja. Después de varios minutos de fricción, la vulva se abrirá naturalmente para permitir una penetración superficial. Si la mujer es de más pequeña estatura que el hombre, ella podrá agrandarse llevando zapatos de tacones de agujas o agrandándose artificialmente con un soporte (tal como una guía de teléfono) debajo de cada pie.
– Posición práctica realizable al imprevisto en todas las situaciones.
– Buena estimulación del clítoris y del glande.
– Penetración superficial.
– Posición difícilmente realizable si la pareja es de estatura muy diferente.

Es la posición la más conocida, universalmente del gusto de los principiantes como de los más experimentados, el hombre se tumba entre las piernas de su pareja.
Variante: Varios cojines puestos bajo les nalgas de la mujer permiten una penetración más profunda cambiando el ángulo de inclinación de la vagina.
– Posición cómoda y natural para la pareja.
– Buena libertad de movimiento para el hombre.
– Permite mirarse y abrazarse fácilmente a la pareja.
– Libertad de movimiento muy limitada para la mujer. Posición que puede llegar a ser aburrida: ¿a practicar con moderación?

Posición de la Indra


El hombre se yergue sobre sus rodillas, la mujer tumbada sobre la espalda echa sus pies contra el busto de su pareja. El hombre se inclina hacia adelante para comprimir los muslos de la mujer contra sus senos.
– Penetración máxima y muy profunda.
– Fuerte estimulación gracias a la compresión del vientre y de la vagina.
– Potencialmente doloroso si el pene toca el fondo de la vagina

La postura del árbol de Frutas


Una variante de la posición del Indra proporcionando sensaciones similares disminuyendo la sensación de aplastamiento ejercido por el hombre sobre su pareja. La mujer guarda una pierna sobre el busto del hombre y libera la otra desplegándola sobre el costado.
– Penetración profunda.
– Fuerte estimulación gracias a la compresión del vientre y de la vagina.
– Potencialmente doloroso si el pene toca el fondo de la vagina.

La Posición de la Amazona

El hombre está sentado sobre una silla. La mujer se sienta en amazona sobre uno de los muslos de su pareja y guía al pene hasta la apertura de la vagina. Una vez el pene introducido, ella podrá contraer sus músculos vaginales para guardar la penetración, y evitar les salidas inopinadas.
– El hombre puede fácilmente acariciar los senos y el clítoris de su pareja para llevarla más fácilmente al orgasmo.
– Posición recomendada a los hombres que sufren de eyaculación precoz.
– Amplitud de movimiento limitada y penetración poco profunda

La unión de la Boa


La mujer recostada sobre la espalda, ligeramente sobre el costado, apoya sus piernas sobre la cadera de su pareja. El hombre puede entonces guiar su pene para penetrarla con suavidad. Ella deberá entonces comprimir los muslos para conservar el pene bien asentado y maximizar les sensaciones.
– Una posición original para hacer el amor con suavidad, sin prisas.
– Recomendado para el amor tántrico.
– Amplitud y profundidad de movimiento limitadas.
– Riesgos de salida involuntaria si el pene no esta correctamente apretado.

La posición del Gato


A partir de la posición de Andrómaco, la mujer bascula hacia atrás hasta los pies de su pareja. Esta posición esta recomendada para retrasar la eyaculación.
– Permite una muy buena estimulación manual del clítoris.
– Vista excitante para el hombre.
– Buena posición para retrasar el orgasmo masculino.
– Exige una muy buena agilidad de la mujer.

posición de la Monta


El hombre se tumba sobre la espalda mientras su pareja se arrodilla encima de él y abraza sus muslos con los suyos. Ella controla la amplitud del movimiento vertical y horizontal para maximizar las sensaciones sobre su clítoris y sus paredes vaginales o para llevar deprisa el hombre al orgasmo.
– La mujer esta más libre y más activa: ella escoge el ritmo, la velocidad y el tipo de movimiento.
– El hombre, quedando pasivo, puede concentrarse sobre les sensaciones y el placer acariciando la espalda de su pareja.
– Posición con un poco de falta de originalidad, pase entonces a otra cosa después de varios minutos de estimulación.