Un suave y cálido resplandor y deseo sexual, de matiz naranja gentilmente nos besa en la piel…

El deseo de encender un fuego distante dentro de un abrazo estrecho y sensual. Un incendio parpadea envuelto por una sombra suave, como una canción de lascivia color azul. La llama que se enciende entre nosotros es cada vez más fuerte como el combustible de la lujuria… Y el deseo se multiplica.

La temperatura ambiente se eleva, tu tacto es cada vez más urgente e intenso. Mis besos buscan algo más profundo que el tejido de tus labios.

Siento que mi sexo empieza a hervir cuando tus manos tocan mis muslos. Te deseo…  Un hormigueo se intensifica en mi profundidad. Estoy con ganas, sé que me estás queriendo y ni siquiera comprendo porque me aguanto más. Sólo ver que tus besos son ahora más apasionados, y la espera es más cruel.

Eufóricos. Cuerpos fusionados en la intimidad. La incapacidad para decir dónde termina uno y empieza el otro. Incendios, rabia apasionada. Aparentemente inextinguible.

Nuestros más primarios impulsos sexuales en conjunto, piel a piel sensual. Sensuales secreciones comienzan a fluir, hirviendo. El sudor, los sonidos de la pasion aparecen. Tómame ya, aquí, ahora, así… ¡Ven a mí!

Nuestros documentos de identidad sexual, sensual empezando a dar pie a la identidad espiritual. Nos estamos fundiendo en un abrazo sensual, sexual.

El roce y el abrazo y el beso van evolucionando a medida que las sensaciones de hormigueo nos eleva a una mayor mezlca de placer. Remolinos en las violentas reacciones de nuestros cuerpos destinados a una apasionada fusión.

La sensación de tus dientes en mi enrojecida carne, siento tus dedos retorcidos sin control lascivamente en la piel y se mete en ls formas líquidas de mi pasión. Una explosión de una sexualidad pura y primordial.

Se encuentran sensaciones más allá de los confines del cuerpo. Estamos eróticamente consumiéndonos. Ahora queda avanzar hacia un lugar donde sólo las almas pueden ir. Dentro y fuera, jadeando, temblando, empujando, sintiéndo profundamente un lugar que sólo las semillas de la lujuria, el amor y la pasión puede transportar.

Rápidamente sentimos la búsqueda de una liberación profunda de este poder enloquecedor, nos sentimos por dentro. Se sienten… Explosiones … Brillante fósforo de llama nitida. Liberación … Escapar de todas las limitaciones físicas del cuerpo.

Un estallido orgásmico total donde los sueños van a convertirse en decadentes en una unidad de placer, terminando llenos de delicias y en paz.

Quiero más, más, más, mucho más… Para completar la entrega antes de… Desaparecer en la oscuridad de un orgasmo total.

Y tu color ahora es una profunda oscuridad sexual, la liberación erótica y sensual por fin… Espectro de luz al final de una larga, larguísima caricia orgásmica…