Etiquetas

, , ,

Quien no se masturba es porque no quiere…
Los siguientes son métodos de masturbación que las mujeres informaron usar en el libro The Hite Report de Shere Hite. Los datos fueron recogidos entre 1972 y 1976. Mientras que los métodos probablemente no hayan cambiado, el número de mujeres que utilizan una técnica en particular pueden haberlo hecho, porque la actitud de las mujeres hacia sí mismas y hacia sus cuerpos han cambiado en el tiempo. Además, las mujeres tienen hoy un acceso mucho más fácil a ayudas sexuales como vibradores y dildos que el que tenían hace veinte años. Los métodos descritos pueden ayudar a conducir a las mujeres en el proceso de aprender a masturbarse, y a aquellas mujeres que buscan explorar
nuevas maneras de alcanzar el orgasmo durante el sexo en solitario.

También puede ayudar a las mujeres que sienten que son las únicas que se masturban de una manera poco usual, o al menos de las que se habla poco, para que se sientan “normales.” En todo caso vemos la extrema diversidad de las técnicas.

Estimulación Clitoridiana Indirecta:
Para mí es importante estar excitada mentalmente o fantasear para masturbarme. Para mí también es importante estar sola. Uso las yemas de los dedos para la estimulación real, pero es mejor comenzar con golpecitos o frotando ligeramente sobre el área general. Al aumentar la excitación comienzo a estimularme sobre el clítoris y finalmente alcanzo el clímax con un movimiento rápido corcoveante sobre las superficie del clítoris. Usualmente mis piernas están separadas, y de vez en cuando también estimulo mis pezones con la otra mano.
Casi nunca dejo puesta mi ropa interior, porque no me molesta frotar el clítoris directamente. Uso una mano, dos dedos juntos, frotando hacia arriba y hacia abajo con
toques cortos justo encima de mi clítoris. Cuando estoy cerca del clímax, mis piernas tienden a abrirse y mi pelvis se levanta más. No me muevo mucho, pero a veces durante
el clímax ruedo de un lado a otro. Uso mis manos y mi imaginación, y es probable que haya probado todas las posiciones y movimientos imaginables; la estimulación básica permanece siendo la misma. Uso
mi dedo para estimular el clítoris, muy pocas veces lo hago insertando otro dedo en mi vagina al mismo
tiempo. Cuando me masturbo toco no solamente mi área genital, mi estimulo es tocarme el cuerpo en general, como sí lo hace mi pareja cuando me toca toda. Es como si me permitiera masturbarme de manera muy eficiente sin culpa.

Estimulación Clitoridiana Directa:
Uso mi dedo medio, humedecido, para estimular y frotar encima y alrededor de mi clítoris. Mi otra mano tira los labios hacia atrás, manteniendo una débil tensión sobre el
área del clítoris. Alterno este frotamiento rápido del clítoris frotando más lentamente la entrada de la vagina. (Realmente, ’frotar’ es difícilmente la palabra correcta, porque es un toque muy ligero hasta justo antes del orgasmo, para cuando estoy muy mojada.) Mis
piernas están muy abiertas, mis rodillas levantadas – no muevo mucho el torso hasta el orgasmo, cuando hay fuertes espasmos en mi torso y pelvis.
Me masturbo a veces usando solamente con una mano – principalmente alrededor de la punta de mi
clítoris, luego voy cambiando gradualmente sobre la superficie – siempre frotando con un movimiento hacia adelante y hacia atrás. Mi otra mano ayuda a sostener la piel para ganar un contacto firme. Tengo mis piernas juntas y separadas alternativamente.

Estimulación del Clítoris y Penetración Vaginal Ocasional:
Ocasionalmente me masturbo estimulando suavemente la región del clítoris, no
directamente éste, sino sobre la piel arriba y a su alrededor; después ubico los dedos alrededor del clítoris y los muevo hacia atrás y hacia adelante rítmicamente y con un poco de presión. Así, para lograr el orgasmo, la presión es un factor, el movimiento rítmico otro, y proteger al clítoris de la estimulación directa es otro. Esto último es llevado a cabo usando la piel de alrededor para estimular el clítoris. Finalmente, tensionando mi pelvis y concentrándome en tener un orgasmo lo consigue. A veces hinco mi dedo en mi vagina porque esto parece estabilizar el clítoris y es un poco excitante. Mis piernas están abiertas. No me muevo mucho.
Comienzo frotando mi clítoris en uno de sus costados, con mi dedo. A
veces uso un espejo y observo – antes me paraba frente a un espejo grande. Luego, usualmente porque mi dedo realmente no me enciende mucho, saco el vibrador. A veces leo pornografía, a veces fantaseo. A veces saco el aceite para niños y froto mis pechos y mi vientre. Muevo el vibrador hacia arriba y hacia abajo a lo largo de la hendidura entre mis piernas. Usualmente una pierna está con la rodilla levantada, la otra abierta, sobre la cama. Muevo la parte inferior de mi cuerpo hasta encontrar el movimiento hacia abajo del vibrador. A veces, chupo mis dedos y humedezco mis senos, y sólo lo toqueteo. A veces es poner y sacar el vibrador de mi vagina, como atornillando.”

A veces, cuando me siento muy excitada, pongo un dedo profundamente en mi vagina con mi pulgar manteniendo contacto con el clítoris. Cuando era muy joven, desde que leía literatura erótica, a los 16 años, he probado contraer mis músculos vaginales, y esto parece mejorar el acto. A veces empujo todo mi cuerpo hacia
arriba, moviéndome con mis pies debajo de mi parte trasera, terminando con mi pecho y torso y área sexual empujando hacia arriba de cara al cielo. Mi mayor liberación es con mis piernas empujando hacia afuera para dar la sensación de la apertura más grande posible.

Estimulación del Clítoris y Penetración Vaginal En todo Momento:
Pongo un dedo sobre mi clítoris y con el otro muevo un dedo adentro y afuera de mi vagina. Al comienzo tengo abiertas mis piernas hasta que llego al
orgasmo, y entonces las pongo juntas. Primero froto mi clítoris y luego inserto uno o dos dedos. Cuando acabo cierro mis piernas con el dedo dentro de mí tanto como pueda entrar.
Primero uso mis dedos para penetrar mi vagina, para agrandar la sensación en toda el área, pero después para tener el orgasmo primero ligeramente y luego más firmemente froto mi clítoris con movimientos circulares o hacia arriba y hacia abajo. Me acaricio viendo porno suave y sigp la estimulación hasta que esté bien lubricada. Sí, es complicado, pero es cuestión de práctica.

Estimulación Clitoridiana y Penetración Anal:
Después de tener ciertos pensamientos sexy se siente como que aumenta mi presión sanguínea, los latidos de mi corazón se hacen instantáneamente más rápidos y fuertes. Mi clítoris cosquillea y en pocos segundos mi vagina se pone resbalosa. Froto mi clítoris con mi dedo índice izquierdo. Penetro mi vagina y/o recto con el dedo índice y/o medio de mi mano derecha y los muevo adentro y afuera a la velocidad que desee. Mis genitales alcanzan dos o tres niveles de intensidad de cosquillas – cada etapa más que la anterior.

Froto mi clítoris con un movimiento hacia atrás y adelante. Me estimulo con dedos lubricados o uso mi saliva o lubricante. Usualmente hago movimientos circulares
sobre mi área pubiana con una mano y toco mi ano con la otra mano, a veces insertando mi dedo en mi recto. No interesa si mis piernas están juntas o separadas. Me muevo muy poco.”
A veces sólo uso mis dedos sobre mi clítoris con uno adentro de mi vagina, y uno sobre el área anal o justo sobre el clítoris. Las piernas usualmente están separadas. Movimientos Circulares.

Un gran porcentaje de las mujeres no puede experimentar orgasmos. Según un estudio realizado, al menos en los EEUU el 43% de las mujeres encuestadas dice tener problemas para poder llegar a un orgasmo.

Aproximadamente un 12 a 15 por ciento de mujeres no tienen orgasmos, y sólo un 2 por ciento de los hombres no los tiene. Además, el varón es más veloz para lograr el clímax: tarda 2,5 minutos en llegar, frente a los doce minutos que le lleva a una mujer.

Se descubrió que la mejor manera de asegurarse un orgasmo es masturbándose en solitario y también teniendo relaciones con penetración como así también las mujeres que mantienen una relación duradera y estable, lo experimentan con mayor frecuencia y son menos promiscuas que las que padecen anorgasmia.