Me apeteces, me encantas y quiero no dejar de verte, sentirte y tenerte….
Recorrerte de principio a fin con mis caricias, invadir cada rincón de tu cuerpo.
Sucumbir ante tu piel tersa y aterciopelada, saborearte poco a poco, degustando cada uno de tus sabores.

Me acercaré calladamente a ti, caminaré lento pero segura sin dejar de mirarte a los ojos,
te rodearé con mis brazos, te cubriré de mis besos salvajes, húmedos, largos, profundos e infinitos.
Seguiré las huellas de tu cuerpo, palmo a palmo,
recorreré tus lugares recónditos y ocultos sólo con mi mirada ardiente
luego con las yemas de mis dedos y me colmaré de ti.
No repararé ni daré marcha atrás sino es para repetir el recorrido…una y mil veces más…

Me apeteces, me encantas y quiero no dejar de verte, sentirte y tenerte.
Tengo ansias de ti, por mordisquearte todo…rincón a rincón, lugar y lugares.
Tengo necesidad de ti, de mirarte a los ojos frente a frente, saber que me miras, me observas, me entiendes, me quieres, me necesitas…
Tengo deseos de ti, conscientes e inconscientes pues llenas todos mis lujuriosos pensamientos, incluso en los más extraños, ahí estás tú.
Tengo querencia de vivir momentos contigo, íntimos, normales, casuales, formales, triviales, pero a tu lado.

Me apeteces, me encantas y quiero no dejar de verte, sentirte y tenerte.
quiero, me gusta, me encanta y adoro sentir tus manos con las mías,
quiero, me gusta, me encanta y adoro que mi piel se estremezca y se encienda con el roce de la tuya,
quiero, me gusta, me encanta y adoro sentir tu humedad entremezclada con la mía,
quiero, me gusta, me encanta y adoro sentir tu presencia a través de cada detalle y reacción de nuestros cuerpos que se funden y unen por momentos en un solo ser y en un solo alma en un solo momento,
quiero, me gusta, me encanta y adoro escucharte, esa voz que grita, jadea, suspira, incita, susurra, me habla y me produce tranquilidad y protección inmensa,
quiero, me gusta, me encanta y adoro tu presencia que necesito, quiero, ansío y nunca jamás pretendo dejar de tenerm aunque sea en instantes breves, pero siempre constantes en nuestra vida… Momento a momento.