Ven, desnúdame ésta noche. Quiero sentir tus manos escudriñando mi cuerpo, tu lengua dibujando el camino que puede llevarme al cielo. Invéntame caricias que me dejen sin aliento; enrédame en tus piernas, róbame un suspiro. Invade mis sueños y despiertame con tus besos.