He sentido mil placeres
entre brazos masculinos,
con sus besos, sus caricias,
y cada uno de sus suspiros.

He bebido, y he gozado
de cada intenso segundo
abrazados, muy fundidos
cuerpo a cuerpo un don divino.

Y era tan solo sexo,
simple, libre, consentido;
lleno de matices bellos
para casi casi insuficiente.

Pero tambien ha ocurrido
que he besado y acariciado,
con el corazón encendido
palpitando desbocado
los besos de tu boca, querido.

He bebido con más sed,
y con tanta fuerza he sentido
que mi cuerpo se te entregaba
a ese instante efimero.

Y el mareo me embargaba
empapado del deseo, del cariño
temblaba, casi derretido
de todo lo que he sentido

Ahi estan las diferencias
entre el sexo y otra cosa
que querria saber nombrar
para darle mayor sentido.

Hacer el amor, sabe a poco
con todo lo que te describo,
tal vez me quieras ayudar
a bautizar lo que no digo.