Bueno, entramos a un tema que sigue siendo tabú todavía.
Para poder llevar a cabo el sexo anal de manera segura y placentera, independientemente si eres hombre o mujer, es necesario e imprescindible usar condón; primero por tu propia seguridad sexual, y segundo por higiene.

Mi experiencia personal en lo que concierne a éste tema, había sido infructuosa, dado que las veces que había intentado hacerlo no se reunían los requisitos de higiene, seguridad y paciencia para hacerlo. Hasta hace poco, me dí cuenta ¡de lo mucho que me había perdido!
Ahi les van unos tips:

1.- La mejor manera de empezar es ir muy cerca de la región anal durante el sexo oral (una práctica comúnmente llamada “rimming”) Se puede excitar a la pareja con una sesión de sexo oral en la región anal, masajeando suavemente con los dedos y tratar en lo posible de dar a la pareja algunos orgasmos en la sesión para relajar los músculos de la pelvis y dar la suficiente lubricación para facilitar la penetración.

2.- Hay que tomar las cosas con calma; muchas veces la preparación de la región anal es muy importante para una penetración placentera e indolora. Normalmente las mujeres respondemos mejor al sexo anal después de un orgasmo (vía vaginal u oral) ya que nos sentiremos preparadas tanto física como mentalmente para ello.

3.- El sexo anal NO es exclusivo de homosexuales. Hay hombres que disfrutan también de un masaje prostático y una sesión de sexo oral al mismo tiempo, sin sentir amenazada su identidad sexual. Es una experiencia muy placentera y vale muchísimo la pena intentarlo. CREANME.

4.- A diferencia de lo que la industria porno nos enseña, el sexo anal NO debe doler de manera que nos haga gritar como un animal herido. Para disfrutar del sexo anal, como dije, es importante la preparación física y mental; la física consiste en lubricar, estimular y relajar bien la zona y la mental consiste en quitarse los mitos y tabús alrededor del sexo anal.

5.- Si la lubricación corporal no es suficiente para proceder a la penetración, lo recomendable es usar siempre lubricante, el que sea necesario. Evita usar vaselina, crema, o cualquier sustancia grasosa para llevar a cabo la penetración. Los lubricantes para ésta índole son los indicados.

6.- NO hay pretexto: el sexo anal SIEMPRE debe realizarse con condón, reitero, primero por tu seguridad y segundo por higiene. Muchos condones vienen lubricados y facilitan la penteración pero si aún así es difícil penetrar, los lubricantes son necesarios.

7.- Para l@s primeriz@s, lo mejor es que TU guíes la penetración, ya que tú sabrás en qué momento y en qué profundidad y ritmo quieres llevar a cabo la penetración. Sin importar la posición en la que se encuentren tu y tu pareja, guía con tu mano, con tus movimientos y palabras la relación.

8.- Usa tanto lubricante como lo consideres necesario. El sexo anal es una experiencia muy placentera y no debe ser más el dolor que el placer. Nunca.

9.- Hay lubricantes, como el famoso “Anal-Eze”, que adormecen la región anal. Yo NO recomiendo éstas sustancias porque pueden dañar el látex del condón y además adormecen la zona, de manera que no sientes absolutamente nada, ni dolor ni placer, y no se trata de éso. Se trata de sentir mucho placer, asi que usen lubricante.

10.- Hombres y mujeres tenemos la misma capacidad de disfrute del sexo anal, es una práctica que, como el resto de nuestra sexualidad, es placentera cuando nos sentimos cómodos con nuestro cuerpo y nuestra pareja. Asi que vale mucho la pena intentarlo.

No lo olviden: Paciencia, protección e higiene.

Felices Orgasmos!