Ponle play:

Se desbordan nuestros sentidos, estamos sólo guiados por el deseo,
se exaltan las pasiones y arden infiernos de placer.
Fluyen los elixires entre mis piernas, las mieles de nuestros labios
jadeantes y desbocados…

Gritan los cuerpos y se exaltan los corazones fundidos en una feroz danza mortal.
Frenéticas ansias poseen las almas libres de límites morales.

Estallan en miles de chispas prendiendo fuego a la oscuridad,
no hay más luz que tus ojos entornados,
no hay más música que los jadeos de tu boca,
no hay más aire que respirar que tus suspiros.

Solos tu y yo frente a frente, dureza contra suavidad, potencia contra deseo, lujuria contra pasión.
Caricias que estremecen arrancando destellos al alba prohibida.

Nada es imposible, y nuestro éxtasis explota por doquier
como el más ligero roce de tu cuerpo que es pecado y es locura, es mi templo y es mi vida.

Un grito desgarra la noche y la pasión nos mantiene unidos en trémulo abrazo… Anhelamos ahora… Un eterno estallido de placer…