Hoy necesito tus besos en todo mi cuerpo, tus brazos rodeando mi cintura, y que entiendas que no hay mejor lugar para tí que aquí conmigo.

Ésta noche no quiero pensar, déjame olvidarme de todo… tómame entre tus brazos y déjame devorarte con mis besos, dame un abrazo eterno que me incite a la lujuria, porque tu sola presencia es la tentación.

Hoy quiero que me beses despacio, quiero que me consientas, que inicies suavemente desde mis pies, que beses y mordisquees lentamente mis piernas, que hagas el recorrido tranquilo y pausado, por todo mi cuerpo.
Hoy no quiero ser egoísta, hoy… sólo déjate querer… Déjame despertar tu deseo con muchos besos y mucho sexo oral, déjame arrullarte con un masaje… Y más y más y más sexo oral…

Ven… desnúdame… Ésta noche quiero tu lengua entre mis labios, la quiero en todos lados, invéntame caricias que me dejen sin aliento, déjame enredarte entre mis piernas, y robarte un suspiro y mil orgasmos. Quiero que sepas que te deseo demasiado, quiero que te excites tanto como ahora yo lo estoy. No me pidas nada más, pídeme sexo. Pídeme una chupadita y te la daré. Yo sólo te pido a tí, desnudo sobre mí, adentro de mí. Pídeme ser tu hembra y lo seré.

Hoy, quiero que me digas que me necesitas, que quieres meterte entre mis piernas. Quiero que me sientas, que sepas que estoy excitada, mojada, ansiosa, caliente… Quiero que sepas que quiero hablarte sucio: quiero recibirte con las piernas abiertas, quiero que me quites mis panties con los dientes, quiero que pases tu lengua entre mis nalgas, quiero sentir ésas venas, que le dan textura a tu verga, dentro de mí; quiero que sientas mi vagina inquieta, que la pruebes, que sientas su tibieza, que tus dedos la acaricien. Quiero que devores con besos mis pechos, que muerdas mis pezones. Quiero que sepas que soy adicta al sexo. Adicta a tí.

Hoy quiero que tu lujuria se demuestre invitándome unos orgasmos. Hoy quiero que sepas que todos los días amanezco excitada,
con ganas de tí. Y sé que te gusta éso…